lunes, 21 de enero de 2008

Metaduda

Me doy cuenta de que utilizo demasiado este blog para decir cosas, en vez de centrarme en la vida real.

Esta sensación la tenía cuando iba a terapia individual, la sensación de que me escudaba en eso. Yo empecé a terapia porque yo veía que yo no podía salir de ahí. No es que viera claro que eso me ayudaría, pero lo que era claro para mí era que yo no estaba nada bien, y que por probar no perdía mucho.

Pero sí me parece a veces, que el saber que estoy en terapia, me da cierto sentimiento de como si no fuera conmigo, "ya irán saliendo las cosas" y no me pongo manos a la obra tanto como si estuviera "solo" en esto. Aunque en verdad, pues no lo sé. Supongo que era un momento crítico en el que pedía ayuda, pero en realidad se trata de una entrega con reservas. Y me parece a veces que mi ego, que sabe mucho, lo utiliza todo esto para defenderse. Én cambio sin terapia, no me queda otra que afrontar el problema.

Me dió la sensación a veces de que mi ego nos manipulaba a mi terapeuta y a mí para salir ileso de las sesiones.

5 comentarios:

Aitor Serra dijo...

a tí igual sí, a tu terapeuta no creo! jejej

yo uso el blog para racionarlizar lo experimentado en los talleres ¿está bien, mal? qué mas da! a mí me sirve.

Me da la sensación de que te exiges ser autosuficiente ¡se mediocre tio! ¡sé un mierda! jaja, verás que alivio!

Fritz Perls dijo...

Sí es verdad lo que dices.
Me exijo ser autosuficiente, es verdad. Lo contrario me parece traicionarme. Es decir ser mediocre. O mejor dicho simplemente ser sin juzgarme.

Lo de mi ego, lo digo porque la cosa no avanza y en ese sentido, nos toma el pelo a los dos. Si yo no avanzo, me parece que los dos estamos haciendo el primo.

Me gusta tu sentido del humor. También es una cosa esencial.

Aitor Serra dijo...

fritz perls, te presento a tu ego.

ego, te presento a fritz perls!

los 2 sois lo mismo, los 2 os necesitais, si está ahi es porque hace sus cosas buenas no? trabaja cómo y cuando usarlo y listo!

seguramente no te haya dicho nada nuevo, pero mi ego se siente muy bien en este momento en el que parece que sé de lo que hablo ;)

Kadewe dijo...

Oye, me encanta eso que dice Aitor de "sé un mediocre, verás qué alivio", jaja, es verdad, es tranquilizador asumir que puedes ser un mediocre y no pasa nada. Ni siquiera tu padre se enterará, aunque toda la vida haya estado pendiente de que sus hijos no lo sean.

terapia-gestalt dijo...

Ya, bueno... yo provengo, y estoy, en un ambiente donde la exigencia incluso se supone, como el deber al soldado. A veces eso pesa.

Bueno, casi todos los días toca. Como la ONCE.