martes, 29 de enero de 2008

Demasiada pasión por lo suyo



Aquí se comenta muy bien eso de cómo el centrarse demasiado en una cosa hace perder el contacto con la realidad. O quizás debería leerse de la otra manera: Cuando el contacto con la realidad se hace insufrible, uno se refugia en esa pasión.

En la práctica: uno no sabe si el centrarse mucho en una cosa es malo y provoca la locura, o es la locura la que provoca el embeberse tanto. Yo tengo esto, el miedo de pensar que el centrarme en, por ejemplo, la escritura íntima tipo Luis Cernuda me haría volcarme sobre eso y perderme cual escritor bohemio y entrar en un círculo autodestructivo. Por eso me retengo en ese campo. Cosa que no tenía hace un tiempo y la verdad que lo que sentía era más libertad. Así que no sé.

Cómo me gustan los chicos Chanantes de Muchachada Nui. Me han hecho de terapia muchas veces. Si estos se plantearan lo que hacen, desde este tipo de prismas, pobrecicos... el caso es que se lo pasan pipa, y qué mejor.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Perls era un apasionado por su teoria y basicamente no hizo otra cosa cobn su vida que exibirse y hacer gestalt y vivir gestalt...

que tan loco me parece que publiqués esto en un blog donde admirás a alguien que hizo precisamente eso...apasionarse demasiado por lo suyo...

totalmente ridículo.

terapia gestalt dijo...

¿Cómo sabes que el tito Fritz no hizo más que eso? La verdad que me gustaría saber en qué te basas para ello.

Por otro lado en su vida, hizo bastantes más cosas, dado que la Gestalt propiamente dicha la experimentó en la última parte de su vida. Precisamente en la que al parecer, hizo la terapia más profunda y él mismo sintió un despertar, una especie de iluminación/felicidad, según dice él.

Poder estar, con sesenta añazos, con una gran conciencia y felicidad. ¿Es esto perderse? No sé, no entiendo muy bien lo que dices. No veo que el tito Fritz perdiera la chaveta, aunque admito que quizás estuviera cerca, o bien que lo hubiera parecido en algunos momentos de su vida. No me parece que las consecuencias fueran tan malas.