lunes, 14 de enero de 2008

Centro de gravedad permanente

Sí, como dice Franco Battiato.
"Busco un centro de gravedad permanente
que no varíe lo que ahora pienso
de las cosas de la gente."

Pero en verdad, no quiero definirme. Definirme me da miedo, porque dejo de poder ser todo lo que podría ser, dejo de poder vivir todo lo que podría vivir.

4 comentarios:

El Zorro Volador dijo...

Siento empezar con una negativa pero creo que no es así: si te defines, tendrás los cimientos sobre los que reconstruir la casa, de llegar a ser lo que estás llamada a ser. Aunque todo esto te lo habrán dicho con otras palabras en esa terapia.

El motivo real de este comentario es saludarte por la simple razón de que referencias a Franco Battiato, para mí, uno de los músicos que más me toca la fibra profunda.

Me interesa tu blog, nos veremos por aquí ;)

Fritz Perls dijo...

¿Y qué ocurre con lo que no he sido llamado a ser?
No creo que esté llamado a ser nada, ni yo ni nadie, más que lo que yo quiera y pueda ser.

Sé, por otro lado, que no es así. Lo que expreso es una neura mía, es decir, que es verdad que no quiero definirme. No quiero decir que me agarre a eso y que crea que ese es el camino. Intento más bien, evidenciar un hecho, no juzgarlo.

Lo que he escrito, sí es así: eso es lo que siento, y mi manera de actuar.

Y, ya en el sentido práctico: me es evidente que para llegar a ser algo, cualquier cosa, hay que definirse en ese algo. No tener miedo a la definición hoy, que puede ser diferente a la definición de mañana, pero que ahora es así. No es que me lo hayan dicho: es que, la teoría ya me la sé.

Eres muy bienvenido a este espacio. Gracias por tu comentario.

el zorro volador dijo...

"Estar llamado a ser" es una expresión que se refiere a que podrás alcanzar a desarrollar aquellas cualidades que están en tu ser, en lo profundo de tu ser, lo conozcas o no del todo (puedes tener cualidades ocultas sin desarrollar).

Lo que no estés llamado a ser será aquello que elijas no ser, es decir, las cualidades personales que no llegues a desarrollar, a trabajar, a practicar, bien porque no te encuentres a gusto con ellas, bien porque no te dé la gana y reniegues de ellas.

Expresas que "tienes miedo a definirte", no que no quieras hacerlo. De hecho, si haces esto de la terapia (supongo que un taller), es porque en el fondo de tu ser sí deseas definirte. Si no, no estarías en él.

Estoy sobreentendiendo, tal vez equivocadamente, que estás realizando un taller, sesión, llámalo X, de terapia basada en la Gestalt, como reza tu blog. De ahí que pusiera que "eso ya te lo habrán dicho". Perdona si no he tenido en cuenta que la teoría ya te la supieras, pero calibra que no te conozco ni sé lo que sabes y lo que no. Yo no sé nada de la Gestalt.

Tu comentario de respuesta me ha parecido un poco "a la defensiva", como reaccionando ante un picotazo por mi comentario. Tal vez debí hacer referencia a lo de Battiato nada más. Quiero dejarte claro que mis intenciones eran de dar un poco de ánimo ante ese miedo a la definición.

Fritz Perls dijo...

Ya, bueno. Mi estilo es así, da pocos rodeos y es poco dado al pelotilleo, smileys y demás. Voy al grano, o me gustaría creerlo. Y además, un fan de Battiato seguro que es una persona muy interesante.

Me gusta mucho tu comentario, además agradezco mucho más los comentarios conflictivos, que plantean dudas como el tuyo.

El tema del "estar llamado a ser" es muy interesante. A mí es que me chirría, porque es como pensar en el ser humano como una tuerca que hay que poner en el sitio correcto para que la máquina funcione, la humanidad avance, y todos seamos autómatas felices. En fin, es un tema para debate bastante interesante. Que no te mi expresividad y falta de vaselinas léxicas y sociales. Las sé poner, pero tengo probado que ralentizan mucho el llegar al meollo de los asuntos, y potencian la formación de escudos.

Yo de Gestalt sé poco también. No me refería a teoría de Gestalt, sino a esa teoría en la que uno sabe lo que mejor le vendría, lo que le convendría pensar y hacer, etc. Y no lo hace, claro. Todos tenemos teoría "de esa", ¿no?

Un abrazo sincero, zorro.