jueves, 20 de diciembre de 2007

Mi idilio con el ordenador

Y descubro, o más bien caigo en la cuenta, de que mi relación con el ordenador ya no es lo que era.
Solía ser fluidez, herramienta de trabajo en la creación, ventana al mundo.
Pero, hemos perdido complicidad, no estamos tan a gusto como solíamos estar.

Y además, lo tengo en contraposición con la vida. Esta negatividad que me impongo hacia él, por una parte; y por otra el seguir la inercia: es la herramienta con la que trabajo.

Deberíamos recuperar la confianza.

2 comentarios:

Aitor Serra dijo...

Quitate el Vista hombre! jejeje

Fritz Perls dijo...

Yo no uso esas cosas del demonio.
Viva el software libre.