jueves, 28 de enero de 2010

Cómo despejar tu mente [traduccion]

La calidad de nuestras vidas está determinada por la claridad de nuestra mente.

Gastamos mucho tiempo despejando nuestro espacio físico. Organizando. Clasificando. Ordenando. Limpiando.

Pero a menudo no ponemos la sifuciente atención al mantenimiento de nuestro espacio interior. Es cuando tenemos que movernos a un nuevo estado, cuando nuestro espacio mental deviene un estado de confusión.

Una mente desorganizada deteriora nuestra claridad, perspeciva, y nuestra concentración. Si no estamos limpios mentalmente, nuestra capacidad de actuar con efectividad estará severamente dañada.

La basura psíqioca es una de las causas principales de esta enfermedad mental. Cualquiera que sea el síntoma, he visto que hay unas prácticas útiles para limpiar el desorden y crear una mente bella.

Expulsar


Cuando ti mente parece estar en todos los sitios a la vez, y un millón de pensamientos diferentes pasan por tu cabeza, es una buena idea escribirlos. Abre un procesador de text y empieza a escribir. Suelta todas tus ideas. Escribe cómo te sientes. Qué es lo que te preocupa o te estresa y cuáles son las posibles soluciones. Sea lo que sea, sácalo fuera para dejar de darle vueltas obsesivamente.

Limpiar


Mucha parte del pensamiento pesado que vive en nuestra mente puede ser retirado simplemente tomando una acción concreta. ¿Te ha pasado alguna vez que estabas dándole vueltas a algo tanto que te acabó estresando? Quizás incluso se interpuso en el camino de cosas más importantes. Entonces, cuando te enfrentaste a la tarea y la hiciste, fue increíblemente fácil. Esto me pasa a mí también, y cuando lo termino de hacer, me siento tonto por no haberlo hecho antes. No dejes que estas tareas llenen tu mente. Son pequeñas al principio, pero luego crecen y se convierten en monstruos. Haz una lista de las cosas que te están preocupando, distrayendo o minando tu energía inútilmente. Dales un tiempo, unas horas al día o lo que sea necesario para limpiarlas. Te sentirás mucho mejor cuando esté hecho.

Despejando la mente


Obviamente éstos son sólo dos métodos para despejar tu espacio mental. Deben ser tomados como una ayuda para un nuevo comienzo, no como una panacea. Si lo que quieres es un estado mental perpetuo "limpio como el agua", consistentemente calmo, una mente concentrada, etc. tendrás que zambullirte en otros métodos más rigurosos. Meditación diaria y prácticas de entrenamiento mental son un buen lugar para empezar.

El objetivo es llegar a un lugar donde ya no necesitas expulsar o limpiar; mantener un estado mental donde te enfrentas a las distracciones, de tal manera que nunca son suficientemente frandes como para crear una maloliente pila de basura. Pero como la mayoría de humanos seguimos andamos el camino, puede resultar útil tener herramientas para expulsar y limpiar que nos pongan en un nivel mental concentrado en lo que debería: en lo que importa.

-------------------------------------------
Leído en The Unstream en Illuminated Mind

4 comentarios:

pilardepiedra dijo...

Interesantes consejos. Lo de escribir cuando los pensamientos no me dejan vivir el momento presente es algo que siempre he hecho, desde pequeña escribía diarios donde contaba le ponía palabras a lo que me pasasaba y cómo estaba. Ahora, muchas veces, mi blog, es ese espacio. Saludos

fritx perls dijo...

Sí, los blogs tienen ahora esa función... aunque hay que tener cuidado. Pueden conectar y pueden desconectar...

Vicki dijo...

Gracias por la traducción.
Sigue limpiando.
Besos

fritz pearls dijo...

;)