lunes, 7 de julio de 2008

Cogiendo de aqui y de alla

Me estoy animando a coger sólo lo que me apetezca.
Tengo un mecanismo que me hace creer que si quiero un poco de algo, me lo tengo que llevar todo.
"Es lo malo de los hombres, por un trozo de chorizo te tienes que llevar todo el cerdo", decía el chiste.
¿Por qué no puedo darte un abrazo si es eso sólo lo que necesito - y no pensar en las contraprestaciones que yo tendría que dar, o el mensaje que estoy dando, etc. ? Esto no es que esté mal en sí, pero cuando se endurece se convierte en un mecanismo que no te permite coger lo que necesitas, ni hacerlo patente... lo que se siente es miedo, agarrotamiento, tensión... que te controla, y sin tener muy claro por qué. Y encierra a la necesidad.

Para eso hay que tener fuerza, confianza y entender profundamente que uno no está haciendo algo malo.

Pues eso, más vale que escondáis las peras de la cesta si no queréis que vaya yo y las coja. Jia, jia.



PD. Sí, los símiles sexuales a lo largo del artículo son intencionados.

4 comentarios:

difistinto dijo...

Pues si quieres abrazo,da abrazo.
Si quieres peras, busca peras.
¿ te preocupas?
Quizas, siempre sucede lo mismo, preocupado o despreocupado.


Si lo mejor es la fruta de temporada!

¿Porque decidier otra?
Te invito a mi nuevo blog,
http://filantropiagestalt.blogspot.com/

Fritz Perls dijo...

"Si lo mejor es la fruta de temporada! ¿Porque decidir otra?"

Esta frase me ha dado mucho que pensar.

Gracias por la invitación, aunque ya lo conocía :)

NOE dijo...

Siempre se debe tomar lo que apetezca , para que mas?
Muy bueno tu blog.
Saludos :)

Fritz Perls dijo...

Gracias NOE, y ánimo.