sábado, 24 de octubre de 2009

Formacion en Terapia Gestalt: memorias

Uno tiene la obligación moral de hacer las memorias de los talleres. Sin embargo, me cuesta mucho opnerme a ello.

Las memorias son sobre todo testimonio escrito de aquello que pasó. El primer beneficiario es uno, por dos motivos.

Uno, porque así puede volver y volver a lo que ocurrió, con su procesado posterior, a cómo lo vívió uno. Sin wishful thinking, sin idealizaciones: lo que ocurrió tal como uno lo vivió. Eso claramente, si uno ha sido sincero escribiéndolas - es que si no, es mejor no escribirlas, porque crea falsedad, y para eso mejor no crear nada.

Dos, porque en el proceso uno va llenando los huecos que quedan en la vivencia del taller. Se da cuenta de ciertas cosas que no se dió cuenta en el taller. Es una reflexión más reposada. Es más fácil ser observador desde la soledad, recordando y trasladando al presente las emociones, sentimientos e ideas expuestas, pudiendo así reaccionar desde la calma y poder ver su efecto en uno.

Qué buenas son las memorias. Entonces, ¿por qué nos cuesta tanto ponernos a hacerlas? A mí me cuesta horrores. En realidad, las trabajo, pero no por escrito. Los talleres están presentes normalmente hasta el siguiente taller. De más a menos, eso sí. Es decir, que los proceso - pero no queda testimonio escrito, más allá de este blog (que visto todo junto, debe ocupar más que las memorias de todo el curso - pero es otra cosa, es diferente. Complementario, se solapa de vez en cuando pero es otra cosa.

Ponerse a hacer las memorias requiere un esfuerzo, está claro. Hay que salir del área de confort, y ponerse a revivir algo que uno ha vivido.

Pensándolo bien, muchas veces echamos la vista atrás. Solemos recordar lo bueno... pero hacer las memorias del taller nos hace volver a algo... ¿que es supuestamente malo, entonces, y por eso no queremos volver a él? Nos crea incomodidad, supongo. Porque además, se trata de dar la opinión racional, en palabras de lo que pasó. No se puede uno escudar en la masa, y callarse su opinión. Se pone uno ante el más duro juez: uno mismo.

Es un tema difícil, este. Cada cual ha de resolverlo a su manera. Está claro que yo lo desvío a mi manera: escribiendo las cosas en mi universo: yo pongo las reglas, yo digo cuándo escribo, yo digo quién lo lee, yo digo cómo y por qué. Así ejerzo mi libertad. Sí, hablo de este blog.

Voy a ver Me llamo Earl en la tele. Quería ver Futurama, pero Me llamo Earl es buenísimo también.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Y bueno! Déjate llevar por las experiencias a las que te lleve la formación; es bonito..te lo aseguro, luego lo recordarás con cariño, o no, pero ya siempre va a ocupar un lugar importante en tu vida.
Saludos

Fritz Perls dijo...

Hola anónimo,
¿has hecho la formación?¿Hace cuánto?

De eso estoy seguro, de que ocupa ya un lugar importante en mi vida.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Hola Fritz !
la hice hace ya unos 7 años... Y aún conservo las memorias, mis apuntes, mis notas... De vez en cuando aun consulto alguna que otra cosa.
Un abrazo !

fritz dijo...

Ya... eso es lo bueno, sin las memorias aquello queda difuso y víctima de lo que creemos que pasó, no de lo que pasó... en fin.

Un abrazo para ti también, ciao

Anónimo dijo...

No, no, te equivocas lo que me quedó me quedó bien claro, ni difuso ni borroso;
Para mi, el hecho de escribir las memorias del trabajo realizado era una manera de ahondar en el tema, de pulir pequeñas astillas que igual, durante el fin de semana, no habían salido a la luz.
Ahora las leo, por puro hobby, por recordar... o por aclarar algún concepto teórico más allá de las vivencias.
De todas maneras se de gente que nunca las hizo y no por eso invalidaron (ellos mismos) su formación. Está bien así !
Y ahora pregunto yo ¿te está gustando la formación?

Fritz Perls dijo...

Gracias por los comentarios.
Pues a ver... me está gustando, pero también creo que se puede hacer más con el tema. Lo que más me gusta es precisamente lo que está por venir.

Anónimo dijo...

lo que está por venir... ¿a qué te refieres ?

Fritz Perls dijo...

pues el futuro!

Anónimo dijo...

el tema de la obviedad te quedó bien claro y también el del escapismo...ok, no se te pregunta más !

fritz dijo...

Es que si lo defino ya lo estoy limitando.

Anónimo dijo...

Hola, acabo de terminar y necesito ayuda... tengo ya escritas todos los trabajos de cada taller. Pero ahora toca hacer la memoria de los 3 años de formación y no sé cómo abordarla... algún consejo? Gracias y un abrazo! R.

fritz dijo...

Yo no hice memoria general de los 3 años. En mi escuela hicimos un "trabajo fin de curso", con un temática concreta (a elegir).

Así que igual no te puedo ayudar... un abrazo y suerte.